Informe de Evaluación del Edificio (IEE)

HomeServiciosInforme de Evaluación del Edificio (IEE)

¿QUÉ NO ES EL INFORME DE EVALUACIÓN DEL EDIFICIO?

No es un proyecto, ni un informe que contemple las patologías del edificio ya que se hace de una manera visual y no se realizan pruebas. Para analizar las posibles deficiencias que puedan ser detectadas en el edificio será necesario realizar un informe posterior de patologías.

No es un proyecto de rehabilitación del edificio.

No se detectan daños ocultos que no hayan manifestado síntomas que puedan apreciarse de una manera visual.

QUIÉN ESTÁ OBLIGADO

– Edificios de tipología residencial colectiva con una antigüedad igual o superior a 50 años, siendo los bloque de viviendas con más de una vivienda, así como los edificios destinados a ser ocupados o habitados por un grupo de personas, como hoteles o residencias. Quedando excluidas las viviendas unifamiliares o adosadas.
– Las rehabilitaciones protegidas edificios de viviendas con independencia de su antigüedad deberán acompañar al proyecto de rehabilitación de una copia del IEE.
– Los edificios con una antigüedad inferior a los 50 años, podrán ser requeridos por la Administración Local o Foral para la realización del informe cuando presenten evidentes signos de deficiencias estructurales o constructivas y éstas supongan un riesgo para sus moradores o viandantes.

PLAZOS

– Los edificios que hubieran alcanzado una antigüedad de 100 o más años el 31 de diciembre de 2013, deben disponer del IEE antes del 1 de enero de 2017. 
– El resto de edificios, según alcancen la antigüedad de 50 años:

Fecha en la que se alcanzan los 50 años Fecha límite para contar con el IEE
Antes del 31 de diciembre de 2013 1 de enero de 2018
Durante los años 2014, 2015 y 2016 1 de enero de 2019
Durante los años 2017 y 2018 1 de enero de 2020
En el año 2019 1 de enero de 2021
A partir de1 1 de enero 2020 Antes de 1 año desde que se adquiere la antigüedad de 50 años

 

VIGENCIA DEL INFORME

10 años, salvo que circunstancias sobrevenidas deterioren las condiciones del edificio, en cuyo caso deberán subsanarse las nuevas deficiencias o redactar un nuevo informe.

TÉCNICOS

Al tratarse de edificios de uso residencial, podrán redactar los informes los titulados que ejerzan las profesiones de arquitecto o arquitecto técnico.

PROCEDIMIENTO DEL INFORME

  1. Contratación de un técnico competente: en este caso un arquitecta, esto viene regulado en el Decreto Foral 108/2014, artículo 5º, para ello bastaría con aprobar el presente presupuesto y firmar el contrato posterior
  2. Inspección del edificio y organización de las visitas: es necesario concertar un horario de visitas ya que hay obligación de entrar en el 100% de las viviendas y locales (Decreto Foral 108/2014, artículo 4º), para ello se diseñará un sistema para que se puedan realizar las visitas en uno o dos días.
  3. Realización de la inspección: Los arquitectos realizaremos un trabajo de campo que consiste en visitar tanto las viviendas como los locales o los espacios comunes de edificio buscando posibles señales de daños en el edificio, siempre de manera visual, no se realizará ninguna prueba adicional.
  4. Elaboración del Informe del Edificio: después de la recopilación de datos, los arquitectos elaboraremos el informe en la oficina, analizando los datos obtenidos.
  5. Resultado del informe, el informe concluye con un resultado final que puede tener cuatro variantes:

 

APTO

Se da cuando no se detectan daños ni deficiencias y  se da por finalizada la gestión hasta dentro de 10 años que tendrá que pasar una nueva inspección.

APTO CON DEFICICENCIAS LEVES

Cuando se detectan pequeños daños o deficiencias en el edificio de reparación o mantenimiento que deban ser reparadas durante la vigencia del informe, 10 años.

NO APTO PROVISIONALMENTE

Cuando se detectan deficiencias o lesiones en el edificio que deben ser reparadas en un plazo inferior a un año, para lo que deberán contar con un estudio más detallado de las patologías detectadas en el informe y si es el caso un proyecto de rehabilitación de dichas patologías, para lo que deberán contratarse un técnico competente nuevamente, para llevar a cabo las obras a realizar.

Posteriormente, subsanadas las patologías, se procederá a una nueva inspección únicamente de las deficiencias detectadas en el informe previo, que habiendo sido subsanadas pasaría a ser el IEE APTO  o APTO CON DEFICIENCIAS LEVES.

NO APTO

Cuando se detectan deficiencias o lesiones en el edificio que deben ser reparadas en un plazo que haya marcado el informe, para lo que deberán contar con un estudio más detallado de las patologías detectadas en el informe y un proyecto de rehabilitación de dichas patologías, para lo que deberán contratarse un técnico competente nuevamente para llevar a cabo las obras a realizar.

  1. Registro del Informe del Edificio: el técnico que realiza el informe deberá registrar informe elaborado en el Ayuntamiento, con el nº de registro obtenido el representante de la Comunidad de Propietarios deberá a su vez registrarlo oficialmente en el Gobierno de Navarra. Hasta que no se realice este último paso no está presentado oficialmente.

El informe tiene un modelo oficial derivado de una aplicación del Gobierno de Navarra creada para su elaboración, pudiendo ser impreso o digital.